martes, 26 de marzo de 2013

Cupping o Masaje Con Ventosas



La terapia con ventosas, también llamada Cupping, es un antiguo método terapéutico empleado en la Medicina Tradicional China desde hace más de 3000 años.


Muy usada en la cultura china y egipcia, esta terapia tuvo sus máximos defensores en Galeno e Hipócrates.
En Europa y América los médicos empezaron a usarla a principios del siglo XIX, y hoy en día su efectividad es innegable.

Esta terapia consiste en crear succión o presión negativa para drenar el exceso de líquidos y toxinas; estimular el sistema nervioso periférico, mejorar la circulación de la sangre estancada en los músculos y la piel, liberar adhesiones y nudos en los tejidos blandos.

El Cupping o terapia con ventosas tiene aplicaciones muy amplias: en general tanto las enfermedades de la medicina interna como las del sistema nervioso o locomotor entre otras.
Muy recomendado para:


- Inflamación de tejidos y articulaciones
- Colon perezoso
- Linfa estancada y edemas
- Circulación pobre
- Fibromialgia
- Ciática
- Inflamación de los pulmones
- Celulitis
- Toxicidad
- Estrés y ansiedad


Las ventosas pueden aplicarse de varias formas, pueden dejarse retenidas o fijas, pueden quitarse y ponerse rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas, se pueden sacudir, girar, etc.

Los mecanismos de acción de las ventosas inciden principalmente sobre la dermis, de manera que modifican los intercambios nutricionales de las células y las de los tejidos subyacentes, provocando siempre una acción local y a distancia de orden reflejo. 






martes, 5 de marzo de 2013

El Masaje Infantil. Beneficios A Nivel Sensorial. (II)

El placer sensorial es importantísimo para poder vivir el cuerpo y el ser con libertad, sensualidad, sensibilidad y autonomía. 

El masaje es una muy buena herramienta que nos permite tomar conciencia de forma placentera de las dimensiones y el espacio de nuestro cuerpo en relación al espacio externo. Nos permite conocer nuestros límites corporales, que en el futuro nos ayudarán a conocer nuestros límites respecto a los demás y a respetarlos. Si este conocimiento ha sido placentero, implica una aceptación buena de uno mismo, factor importantísimo para la seguridad, confianza y autoestima. Esta seguridad es la que nos mantiene en equilibrio emocional y nos permite abrirnos al mundo aceptando a los demás.




Las ventajas emocionales del masaje infantil también pasan por conseguir el equilibrio entre la tensión y la relajación o función liberadora.Tensión porque el estímulo táctil, auditivo, visual y emocional que aparece en el masaje, ponen al bebé en estado de alerta y lo abre a procesos de memorización y aprendizaje. Relajación porque reduce la tensión excesiva cuando se canaliza. Ayuda a autorregular y procesar las experiencias vividas y permite al bebé liberar las tensiones acumuladas del día con la persona en quien más confía, en un clima cálido, tranquilo, de amor y acogida. Con el masaje el bebé aprende a responder a la tensión con la relajación.  

El masaje diario aumenta el umbral para soportar los estímulos en la mayoría de los bebés. Los bebés con problemas de aceptación del tacto (prematuros, hipersensitivos…) van aumentando gradualmente la tolerancia de forma suave y cuidadosa. La escucha del niño es básica al dar el masaje

El contacto corporal, vivido de forma positiva, ayuda al niño a disolver tensiones corporales-emocionales, ya que le permite una vía de canalización y salida de sus angustias.
A veces cuando tocamos a un niño durante el masaje se desencadena el llanto. Este llanto puede no estar relacionado a una razón fisiológica concreta, ni al rechazo a nuestro contacto. Podemos haber facilitado una vía de salida a una situación estresante. Este llanto es positivo y bueno que se produzca. Saber escuchar y acompañar este llanto es una necesidad que acerca y fortalece la relación y la confianza.
Por lo tanto podemos decir que el masaje en los niños tiene dos funciones liberadoras: liberadora de tensiones físicas producidas por la tensión excesiva y de liberación emocional.


Las ventajas afectivas del masaje ayudan a crear y a nutrir los lazos entre madre-padre-bebé, que tan importantes son en la relación y comunicación entre ellos.
Los vínculos afectivos son la capacidad humana para desarrollar afectos intensos ante la presencia o ausencia, disponibilidad o indisponibilidad del otro ser humano en específico, así como las construcciones mentales, individuales y sociales que de ellos se derivan.Desde el momento en que las personas saben que van a ser padres y madres empiezan a crear un vínculo afectivo con su bebé, que se va fortaleciendo a medida que pasa el tiempo. Si bien es cierto, que los vínculos afectivos no aparecen de forma espontánea y automática, en cuanto los padres pueden tener al bebé en brazos el vínculo se hace más intenso. Existen sistemas que fortalecen este vínculo: la sonrisa, el mamar, la mirada mutua, el llanto, el contacto físico. A lo largo de toda nuestra vida iremos intensificando estos vínculos aunque tendremos que tener cuidado para no pasar de estos hacia el apego emocional.
Cuanto más vinculados están los padres respecto al niño más vinculado esta el niño con los padres convirtiendo esta relación comunicativa tan fuerte en la base sobre la que siga construyendo el desarrollo positivo de su persona. Este vínculo no sólo se puede establecer con la madre, la función del padre es básica con el nuevo núcleo familiar. El masaje diario permite al padre encontrar una relación intensa con su pequeño desde los inicios. Menos probabilidad habrá de abandono físico, psíquico o emocional del niño, y por lo tanto, disminuye el riesgo de maltrato infantil.Cuando hay unos vínculos afectivos fuertes, hay una buena base para un mejor conocimiento mutuo.Aunque las condiciones no hayan sido favorables y no se haya podido establecer una vinculación inicial, el masaje infantil puede ser una vía para potenciar este vínculo.

El Masaje Infantil. Beneficios A Nivel Fisiológico (I)

Las palabras Masaje Infantil engloban una serie de técnicas de tacto, voz y mirada, que se han ido entrelazando, dando una estructura suficientemente acertada como para constatar unos beneficios para padres y madres y/o cuidadores y sus niños. Estos beneficios no se quedan tan sólo en el ámbito fisiológico sino que llegan más allá donde las fibras sensibles del sistema emocional son estimuladas y fortalecidas para poder crear un marco de confianza seguridad y aceptación emocional. Esto favorecerá un crecimiento más equilibrado en todos los ámbitos de su persona.




A nivel fisiológico en el sistema nervioso la piel es el mayor y más poderoso sistema de comunicación de que dispone el bebé; a través del tacto se transmiten infinidad de mensajes del medio externo al interno (el cerebro). 
Estos estímulos externos durante gran parte de la vida del niño se reciben principalmente vía tacto (hasta los 12 años sigue siendo el sentido predominante para integrar información del mundo exterior). El tacto favorece el proceso de mielinización (la mielina es una proteína de los nervios que sirve para conducir el impulso nervioso).


En el sistema hormonal se produce una reducción del ACTH (hormona adrenocorticotropa productora del cortisol) y las catecolaminas (adrenalina, noradrenalina y dopamina); ambas se elevan en situaciones de estrés. También hay una liberación de endorfina, oxitocina y prolactina (hormonas de felicidad, bienestar y placer).Cada vez que una persona ríe, se estimulan unas hormonas llamadas endorfinas, conocidas también como hormonas de la felicidad. Son las responsables de las sensaciones satisfactorias ya que combaten el malestar y disminuyen las sensaciones dolorosas.La oxitocina es la hormona del amor materno, relacionada con las conductas maternal y paternal. Se asocia con la afectividad, la ternura... Influye en funciones tan básicas como el enamoramiento, el parto y el amamantar.La prolactina es la encargada de la producción de leche y tiene una misión fundamental en la relación madre - hijo. Esta hormona facilita la creación de la conducta maternal: las ganas de atender, de cuidar, de acariciar al bebé... La prolactina no sólo se desprende en la madre sino también en el padre o hermanos cuando contactan afectuosamente con el bebé vía tacto.En sistema inmunológico, una situación de tranquilidad lo mantiene en equilibrio y mejora su funcionamiento. El estrés, por el contrario, lo debilita.La seguridad emocional que podemos ofrecer al bebé a través de un contacto corporal amoroso y continuado así como el hecho de favorecer un estado de tranquilidad y relajación, fortalecerán su sistema inmunológico. El masaje refuerza las defensas y el sistema inmunitario del bebé.En el sistema gastrointestinal el masaje durante los primeros meses ayuda a su maduración y su posterior regulación.El masaje ayuda en situaciones de cólicos y gases a disminuir el dolor y las incomodidades, así pues, favorece la creación de un ambiente más distendido en la familia facilitando una mejor relación entre padres e hijos desde los primeros días de vida.En el sistema respiratorio el masaje en la zona del pecho espalda y hombros ayuda a  regularlo evitando tos, resfriados y congestión.En el sistema circulatorio los movimientos de vaciado venoso (los de entrada, que serían los tonificantes -movimientos centrípetos-) ayudan al retorno de la sangre al corazón y producen un efecto tonificante. Los de salida serían movimientos relajantes (centrífugos) y ayudan a la sangre a llegar hasta los extremos (manos y pies).El masaje también ayuda a drenar el sistema linfático suavemente.En el sistema muscular el masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura. Ayuda a disolver nudos de tensión física y emocional que el niño va acumulando a lo largo de los días. En el niño las tensiones físicas se acumulan en diferentes zonas musculares según la fase matriz en la que se encuentre.


En resumen, físicamente el masaje contribuye en el bebé a: estimular el sistema inmunitario inmaduro en el momento de nacer, estimula la circulación sanguínea del bebé, mejora el sueño, madura el sistema gastrointestinal y después lo regula, regula el sistema respiratorio, limpia en profundidad los poros de la piel, mejora visiblemente su textura y ayuda a mantener su elasticidad y consistencia, fomenta la coordinación muscular, induce un estado más relajado en el niño, produce alivio en todo el cuerpo, reconforta el cuerpo,  y alivia el dolor.

lunes, 18 de febrero de 2013

Tratamiento De La Lumbalgia

Hoy tratamos un dolor que casi todos hemos padecido o padeceremos en algún momento de nuestras vidas.
La lumbalgia es un dolor en la parte más baja de la espalda en la zona de las cinco vértebras lumbares.
La zona cervical y lumbar son las zonas más móviles de la columna vertebral, mientras que la zona dorsal es más “estática”. Es por eso que son más frecuentes las cervicalgias y lumbalgias que las dorsalgias. Las dos primeras se suelen deber a la sobrecarga muscular y la última se suele deber a una lesión aguda como puede ser una torsión muscular.


Las lumbalgias se pueden clasificar en:
Discales, si su causa es la lesión del disco intervertebral (aquí entran las hernias discales o las profusiones).
No discales, que se clasifican según su origen. Si tienen un origen extravertebral pueden deberse a causas urológicas, ginecológicas, digestivas…Aquí entra lo que conocemos como dolor reflejo. Si además se produce una irritación del trayecto del nervio ciático se habla de lumbociática.
Las lumbalgias con origen vertebral son aquellas que afectan a las vértebras o a las estructuras con las que se relacionan: músculos, tendones, ligamentos,...

Si sufrimos una lumbalgia y no podemos acudir en ese momento a un fisioterapeuta o un quiromasajista, lo primero que debemos hacer es aplicar calor en la zona, con una almohadilla eléctrica o alguna fuente de calor que tengamos.
Los ejercicios de Williams nos serán también de gran utilidad. Su objetivo es recuperar el equilibrio entre las fuerzas contrarias de la espalda. Con estos ejercicios trabajaremos la musculatura lumbar anteversora (psoas ilíaco, recto anterior) y la musculatura retroversora (abdominales y glúteos).

Los primeros ejercicios los realizaremos durante 20 o 30 segundos con 2 o 3 repeticiones.
Tumbados boca arriba sobre una superficie plana, flexionaremos las rodillas dejando los pies apoyados en el suelo. Con ayuda de las manos llevaremos una pierna hasta el pecho y luego la otra.
Tras hacer las repeticiones, haremos lo mismo pero con las dos piernas a la vez.
Después realizaremos el mismo ejercicio pero con la pierna contraria a la que flexionemos, estirada.

Una vez trabajada la musculatura anteversora, trabajaremos la retroversora de la pelvis. Realizar tres series de ocho repeticiones cada una.
Con las caderas bien apoyadas en el suelo y las rodillas en flexión con pies apoyados, realizaremos unos abdominales sin llegar a despegar las parte superior de las escápulas del suelo. El segundo ejercicio se realiza en la misma posición pero flexionando esta vez ambas piernas hasta llevarlas al pecho sin ayuda de las manos. 
El último ejercicio se realiza con espalda y pies apoyados en el suelo y flexionando hacia el techo la pelvis. De manera que elevemos los gluteos.

Lo recomendable es realizar estos ejercicios entre cuatro y cinco veces por semana.

Espero que os sirvan estos consejos.

lunes, 4 de febrero de 2013

La Reflexología Podal

Hoy hablamos de la reflexología podal para explicar qué es, en qué se basa y cómo nos puede ayudar.  


Es una terapia china que consiste en la aplicación de presión en unos puntos reflejos designados en la planta de los pies, usando las yemas de los dedos. Presionando estos puntos se estimula la función normal de un órgano específico y se fomenta su autocuración. 
Ocasionalmente también se aplica esta terapia en las manos y la espalda.

Como hemos dicho, esta terapia se basa en la aplicación de presión en unos puntos reflejos que existen en el pie, pero existen dos teorías diferentes a cerca de esto. Según la teoría occidental estos puntos pertenecen al sistema nervioso, y según la teoría oriental pertenecen a los canales energéticos.

Hay quienes piensan que esta técnica sólo sirve para mitigar el dolor, mientras que otros opinan que con sesiones y manipulaciones correctas se pueden solucionar la mayoría de las enfermedades.

La importancia de la técnica parece residir en que si el primer día solamente se consiguen aliviar las molestias, mediante los masajes posteriores se va a activar, frenar o estabilizar la zona afectada, con lo que se consigue que sea el propio organismo quien realice la curación.

Por lo tanto, podrá ayudar a tratar varios problemas de salud, entre ellos: problemas digestivos, resfriados, irregularidades en el periodo menstrual, síntomas de menopausia, stress, fatiga, migraña, problemas cutáneos, etc.

Os presentamos el mapa de reflexología podal de ambos pies, que es cuanto menos, curioso.




jueves, 24 de enero de 2013

Watsu, la evolución del Shiatsu

El Watsu nace en 1980 de la mano de Harold Dull, profesor de Zen Shiatsu en California.Consiste en hacer flotar al paciente en una piscina a 35ºC y aplicar los movimientos y estiramientos suaves propios del Shiatsu y los puntos de acupuntura oriental.Actualmente, el Watsu, se ha convertido en la evolución más profunda de trabajo corporal de nuestro tiempo.


La necesidad de sostener en brazos a la persona que recibe este tipo de tratamiento, conlleva una mayor conexión y confianza en el terapeuta, logrando junto al efecto terapéutico del agua caliente y la mayor libertad de movimiento, una modalidad de masaje que influye en cada nivel de nuestro ser.

Es una terapia profundamente relajante, que ayuda a descomprimir las vértebras, movilizar las articulaciones y estirar la musculatura de un modo alternativo y complementario a las demás técnicas que pueden llevarse a cabo en seco.

Todos los movimientos de Watsu se realizan en armonía con la respiración para favorecer la regeneración natural del cuerpo y la mente.

En Tenerife existen terapeutas que realizan este tipo de masaje, que es altamente recomendable.

Recomendamos visitar www.watsueurope.com para más información.




lunes, 21 de enero de 2013

La importancia de una buena exfoliación o peeling


Una piel aparentemente reseca, con manchas, sin luz, con cierta irritación y poca humedad, son síntomas que pueden aparecer cuando hay células muertas en la piel. 


La regeneración natural de la piel tarda aproximadamente 28 días en realizarse. Este fenómeno se efectúa de forma espontánea cuando se es joven, en donde cada 21 ó 28 días aproximadamente, las células muertas se desprenden de la capa córnea de la piel naturalmente.
El cuerpo es capaz de restaurar las células muertas o enfermas por nuevas células en perfecto estado. Sin embargo, conforme pasa el tiempo o se atraviesa un periodo de debilidad, tensión o fatiga, esta renovación se hace lenta, y como consecuencia, la piel pierde su oxigenación y humectación natural, y comienza a lucir apagada, marchita, y sin vida al no poder absorber humedad, nutrientes ni poder oxigenarse adecuadamente.

Para mantener la piel sana y visiblemente fresca y fina, unificada en un color suave y luminoso, es básico desprenderse de todas esas células muertas. Y para esto es necesario exfoliarla al menos una vez por semana. 
El proceso de exfoliación asegura una efectiva regeneración epidérmica, ya que elimina  por completo las células muertas que quedan adheridas en la capa superficial de la piel, dejándola tersa y mas permeable para que esta pueda respirar y absorber los nutrientes y principios activos de los productos y cremas hidratantes y de rejuvenecimiento.

Elegir un buen Exfoliante
Los productos exfoliantes son imprescindibles a determinada edad o en determinada situación. Tanto el rostro como el cuerpo necesitan ser exfoliados. Así que elegir un buen producto exfoliante tiene que hacerse con cuidado. Hay que tener en cuenta varios aspectos importantes como por ejemplo: que no irriten la piel, que sean hipoalergénicos, con acción hidratante y que no sean grasos. 
Si decides comprar un exfoliante, asegúrate de elegir el apropiado a tu tipo de piel, ya que los gránulos  que lleva la crema suelen ser de distintos tamaños dependiendo del grosor y tipo de la piel. Para la piel seca, por ejemplo, o sensible y mixta, el gránulo suele ser del tamaño  normal o pequeño, de manera de no “levantar” la fina piel. Por otro lado, los exfoliantes para piel grasa tienen el gránulo más grueso, de modo de poder hacer buen efecto en una piel más voluptuosa.

Existen diferentes tipos de exfoliantes: mecánicos (scrub), encimáticos, químicos y gommage.

Cómo aplicar un exfoliante

• Humedece tu piel: es muy importante  que antes de aplicarte un exfoliante humedezcas tu piel. Por eso es recomendable que exfolies a la hora del baño, cuando los vapores del agua tibia favorecen del todo este proceso.
• Aplica en masaje circular: para retirar muy bien las células muertas, es necesario dar un suave masaje circular en la piel con el exfoliante.
• Retirar el exfoliante: sólo aplica agua tibia hasta que se retire del todo.
• Tónico: cuando termines la exfoliación, aplica un tónico en tu cara.
• Crema hidratante: al finalizar, es importante una crema nutritiva o hidratante para cerrar el proceso con éxito.

Exfolia toda tu piel
Recuerda que no sólo es importante exfoliar tu cara, sino la piel de todo tu cuerpo, pues toda la piel requiere un cuidado especial de nutrición, humectación y buena circulación.

Precauciones
Si nunca has exfoliado tu piel o hace mucho que no lo haces, es importante que  comiences a hacerlo una vez a la semana durante el primer mes. Después, reduce la frecuencia de las exfoliaciones a cada quince días. Si exfolias muy a menudo, corres el riesgo de que, en lugar de que tu piel se favorezca con esto, se irrite. Recuerda siempre aplicar una loción hidratante.